Tu carrito de compra

Parece que tu carrito está vacío :(

Continuar Comprando

¿Qué Fototipo Eres?

by Amanda Castillo |

¡Hoola a todos nuestr@s Sole amig@s!

 

Hoy vamos a tratar un tema poco conversado entre todas hasta que el dermatólogo nos cuenta y es una de las cosas más importantes a la hora de tratar nuestra piel y cuidarnos. Se han preguntado alguna vez “¿por qué a mi amiga la crema X le dejó la piel increíble y a mi no me funcionó?”, bueno hoy hablaremos de una de las razones. 😉

Antes a los dermatólogos les era muy difícil definir tratamientos, ya que como nos pasa a nosotras, a veces vemos que un tratamiento funciona bien para alguien y mal para otra persona, pero a un científico se le ocurrió como solucionar este problema, el Doctor Thomas B. Fitzpatrick. En 1975 en la universidad de Harvard el dr. Fitzpatrick creó una clasificación numérica para el color de la piel como un procedimiento de clasificar la respuesta de los diferentes tipos de piel a la luz ultravioleta. Posteriormente la escala Fitzpatrick fue actualizada para incluir los tipos de piel distintos de la piel “blanca”, así caracterizando a la piel según su fototipo.

 

¿Qué es y cómo podemos determinar nuestro fototipo?

El fototipo de piel es la calidad de la respuesta de una persona a la acción de los rayos solares. Existen 6 fototipos determinados en función del tono de la piel, del color del cabello, de la presencia o no de pecas, de la capacidad del individuo para padecer quemaduras solares o de su capacidad para broncearse.

El fototipo de piel se debe determinar del uno al seis mediante la escala Fitzpatrick.

Fototipo de piel

Definición del típico fototipo de piel

Reacción de la piel con sobreexposición a la luz UV

Comentarios sobre el fototipo de piel

Ejemplo

I

Cabello pelirrojo, rubio. Ojos azules, verdes.

Piel muy clara.

Siempre se quema. No se broncea.

Pálido, a veces con pecas. Generalmente admite que se quema.

II

Cabello claro a intermedio. Ojos claros a intermedios.

Piel Clara a intermedia.

Generalmente se quema. Raramente se broncea.

Generalmente no reconoce que se quema, pero admite adquirir tonos rosados y necesita proteger la piel del sol.

III

Cabello de color intermedio. Ojos intermedios a oscuros.

Piel intermedia a oliva.

Se quema moderadamente. Generalmente se broncea.

Generalmente no reconoce que se quema si la exposición es moderada. Comentará que “teniendo cuidado, puede conseguir un buen bronceado”

IV

Cabello oscuro. Ojos oscuros.

Piel de oliva oscura a moreno claro.

Se quema levemente. Moreno moderado

Considera que se broncea con facilidad. Se puede llegar a quemar “ligeramente”.

V

Cabello oscuro. Ojos oscuros.

Piel morena.

Rara vez se quema. Moreno oscuro.

Se quema cuando no ha estado expuesto al sol durante meses o al exponerse a niveles muy altos de intensidad solar.

VI

Cabello oscuro. Ojos oscuros.

Piel muy oscura.

No se quema. No hay cambio en el color.

Estos individuos tienen una pigmentación muy buena, con alta protección a la luz ultravioleta.

 

El fototipo o el color son determinados por la cantidad de pigmento, melanina, que contienen las células de la piel, establecida por herencia y origen étnico. Éste no cambia ni por exposición solar ni por edad. Además, es importante saber que cuanto menor sea tu fototipo más elevado debe ser el factor del fotoprotector que utilizas.

 

¡Espero que les haya gustado este artículo y no olvides comentar qué fototipo eres!

Comentarios (0)

Deja un comentario