Tu carrito de compra

Parece que tu carrito está vacío :(

Continuar Comprando

¿Cómo cuidar tu piel del sol cuando practicas deporte al aire libre?

by Amanda Castillo |

¡Hoola a todos nuestr@s Sole amig@s!

 

Hoy vamos a tratar un tema que a todas nos interesa, pero esta pandemia no nos ha dejado salir a hacer todo el deporte que quisiéramos. 

¿Cómo cuidar tu piel del sol cuando practicas deporte al aire libre?

 

Utiliza los productos Sole Mio para que tu piel se fortalezca a diario contra el sol.

Usa un factor solar +50 adecuado a tu tipo de piel. Si vas a hacer deporte fíjate que sea a prueba de agua para que al sudar no pierdas la protección. Aplícalo por lo menos 15 minutos antes de exponerte al sol.

Si te expones al sol, hidrátate constantemente. A la playa o a la piscina, lleva siempre contigo una botella con agua.

Si practicas running, ciclismo, triatlón, trekking u otro deporte de resistencia, sabrás que la que una adecuada hidratación es más crítica aún y para ese caso te recomendamos otro emprendimiento nacional. Se trata de la primera bebida isometabólica en polvo desarrollada por campeones mundiales chilenos que hidrata, repone, reactiva y reconstituye el musculo. Se trata de ARDE, conócela en www.ardesport.com

  

¿Por qué debes hidratarte cuando estás al sol?

Mantener un nivel óptimo de hidratación es clave para conservar a punto a nuestro organismo.

El cuerpo depende del agua para sobrevivir ya que ayuda a regular su temperatura, así como aporta una serie de sales minerales muy importantes para nuestras células y órganos.

La pérdida excesiva de líquidos puede llevarnos a la deshidratación que va ligada a una serie de alteraciones en nuestros niveles de sodio y potasio. Esto puede desencadenar malestares como dolor de cabeza, cansancio, alteración del rendimiento físico e incluso nuestra capacidad de concentración. Por lo tanto, debemos tomar conciencia de la importancia de estar bien hidratado para mantener nuestra salud.

En verano, al igual que las temperaturas promedio, los riesgos de deshidratarnos aumentan, pero no siempre aumentamos nuestra ingesta de agua. Esta carencia comienza a notarse en nuestra piel, que al perder hidratación corre un mayor riesgo de dañarse con el sol. Largas horas de exposición solar, aceleran el proceso de deshidratación y sin una adecuada protección el daño a la piel puede ser mayor.

Consume suficiente agua todos los días, en especial en verano y sobre todo si es que vas a practicar deporte bajo el sol.

 

Comentarios (0)

Deja un comentario